TYLER, Texas — El lunes, Morgan Magee caminaba por el parque Rose Rudman en Tyler,  como lo hacía todos los días. Pero ese dia, sucedió algo que no podrá olvidar nunca. Ella dice que ese día un hombre le bloqueó su paso por el camino del parque y la siguió acosando.  

Magee dice que sintió que algo no andaba bien cuando vio al mismo hombre en tres ocasiones durante su recorrido habitual. Se preocupó aún más cuando notó que la estaba siguiendo. Según su publicación de Facebook, ella dice "Si yo caminaba, él caminaba, si yo corría, él corría”

Magee dice que el sospechoso se le acercó lo suficiente para quitarle uno de sus audífonos del oído para hablar con ella. Ella dice que al principio no le puso mucha atención y siguió su camino. Pero, poco después ella dice que el hombre se le volvió a acercar.

“Parecía cada vez más agresivo. Trató de bloquearme en mi camino otra vez. y fue cuando trate de alejarme rápidamente", recordó Magee. Poco después, cuando se vio en una sección aislada del parque, “fue cuando noté que empezaba a perseguirme. Y fue entonces cuando apague mi música y llame al despacho de la policía de Tyler ".

Afortunadamente, Magee pudo permanecer en el teléfono con la operadora hasta que pudo salir del parque y encontrarse con oficiales de la policía que habían llegado al lugar. 

Don Martin, portavoz del Departamento de Policía de Tyler, dice que el sospechoso no debía estar en ningún parque de la ciudad porque se lo prohibieron hacerlo desde hace ocho años por un incidente similar.  

Según Martin, en el 2011, el hombre estaba en un parque de la ciudad, y supuestamente expuso sus partes íntimas a una mujer, y otras mujeres supuestamente también fueron testigos. Pero, según el portavoz Martin      "No fue arrestado esa vez, porque no pudieron formularle cargos en aquel entonces". Pero Martin dice que debido a ese incidente, esta vez sí fue detenido por estar dentro del parque y recibió cargos allanamiento.

Salvador Zapata Jr. de 30 años, fue arrestado y llevado a la cárcel del condado y se encuentra libre después de pagar una fianza de $500

Margee dice que esta fue una lección aprendida para ella y para los demás, "Definitivamente estoy más consciente de mi entorno y del riesgo", dijo Margee. "No creo que me disuade de volver aquí. Es solo que voy a hacerlo de una manera diferente".