Corsicana- La madrastra de una niña de 4 años fue arrestada, acusada de dejar a la niña desatendida y no buscar atención médica después de que la pequeña sufrió las heridas cuando agua hirviendo en una olla le cayó encima. 

La niña, Amberly Quiroz, recibió quemaduras en la cara, el pecho y los brazos. El único tratamiento que recibió fue crema facial aplicada a sus quemaduras, reportaron las autoridades. 

Juana Márquez, de 42 años, fue arrestada el lunes por la tarde por un delito grave de segundo grado por abandonar a un niño. 

Márquez le dijo a la policía que estaba bañando a sus otros hijos el viernes por la noche en su casa cuando escuchó un grito desde la cocina. Dijo que Amberly había agarrado una olla de agua hirviendo de la estufa, según una declaración jurada de la orden de arresto.

Márquez dijo que le puso Noxzema a las heridas de la niña "con la esperanza de que eso calmara las quemaduras", dice el documento. Márquez luego dijo que su hijastra dejó de llorar en ese momento y que solo dijo que tenía sed. Le dio leche a la niña y la acostó alrededor de las 10 p.m.

El hijo mayor contradijo la historia de Márquez, según los documentos de la policía. Le dijo a la policía que la niña estaba "llorando y llorando" después de quemarse y que Márquez "le decía que se callara antes de enviarla a su cama", dice la orden.

La pequeña recibió sus heridas aproximadamente 12 horas antes de que la madrastra la encontró en su cama y fuera declarada muerta. 

Según la policía,  "Juana no brindó ningún tipo de asistencia a Amberly, incluyendo asistencia médica o incluso intentó pedir ayuda", dice la declaración jurada del arresto.

La mujer llamó a la policía a la mañana siguiente después de encontrar a Amberly que no respondía mientras estaba en la cama. Los oficiales llegaron alrededor de las 8:50 a.m. el viernes a la casa en la cuadra 400 de S. 34th Street en Corsicana. Pero, la niña fue declarada muerta en la escena.

La oficina del médico forense del condado Navarro reportó que la niña murió a causa de las heridas sufridas por el agua caliente, dijo la policía. Márquez le dijo a la policía que ella no buscó tratamiento médico para Amberly porque tenía otros tres niños menores de 6 años en el hogar, y que su esposo estaba fuera del estado trabajando, dice la orden 

Márquez permanece en el Centro de Justicia del Condado de Navarro en lugar de una fianza de $ 50,000.